Saltar al contenido

Los cerebros de los Taxistas ayudan a la investigación del Alzheimer

Sin duda, los Cerebros de Taxistas son diferentes a los de los demás debido a la gran cantidad de conocimientos de navegación que deben almacenar en su memoria, lo que está ayudando a los científicos a investigar la aparición del Alzheimer.

Para convertirse en conductor cualificado de un taxi, hay que superar un examen de “Conocimiento de la propia ciudad”, que exige memorizar miles de calles, puntos de referencia y rutas por el centro de la ciudad.

Este tipo de estudio estimula y amplía el hipocampo, una parte del cerebro que controla el aprendizaje y la memoria, y que se encoge durante la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

Los Cerebros de Taxistas están construidos de forma diferente

Un estudio realizado en el año 2000 descubrió que los taxistas londinenses tenían hipocampos posteriores más grandes que un grupo de control, y un estudio de 2011 del Centro Wellcome Trust de Neuroimagen del University College London (UCL) apoyó la tesis de que los cerebros pueden crecer en la edad avanzada, tras otro estudio de taxistas negros.

Ahora, un equipo dirigido por el profesor Hugo Spiers, catedrático de Neurociencia Cognitiva de la UCL, está estudiando sus cerebros para conocer el inicio del Alzheimer.

“No sabemos mucho sobre cómo utilizan los taxistas su hipocampo durante la planificación de la ruta ni de cómo utilizan otras regiones del cerebro para resolver la tarea de navegar por 26.000 calles. ¿Podemos explicar por qué son rápidos en planificar una ruta y tardan en pensar en otra? Es algo sobre lo que tenemos que saber más”.

Declaró el profesor Spiers al Washington Post.

El Proyecto Taxi Brains

El equipo de Spiers sigue buscando voluntarios para un proyecto llamado “Taxi Brains“. Según el sitio web del proyecto, se está trabajando en entender qué partes del hipocampo aumentan de tamaño en relación con la capacidad de navegación proporcionará conocimientos críticos necesarios para ayudar a desarrollar diagnósticos para la detección temprana de la enfermedad de Alzheimer.

“Un diagnóstico temprano ayudará a los médicos a tratar antes a los pacientes, limitando la enfermedad y mejorando la calidad de vida”.

Los voluntarios que participan en este proyecto reciben hasta 35€ por participar, y también reciben una imagen de su propio cerebro. La prueba consiste en someterse a una resonancia magnética tras demostrar su capacidad para planificar rutas por Londres.

  No te olvides visitar Torobetaxi, la web con todas las noticias del Taxi. Síguenos en redes sociales, Facebook, Youtube e Instagram.

Newsletter Torobetaxi
Si le gusta lo que compartimos en Torobe.taxi, por favor suscríbase a la Newsletter para recibir de forma semanal las mejores novedades, artículos, productos, ofertas y mucho más.